How Overdevelopment is Threatening One of Puerto Rico’s Ecological Treasures

How Overdevelopment is Threatening One of Puerto Rico’s Ecological Treasures

El municipio-isla de Culebra, parte del archipiélago puertorriqueño, siempre ha atraído intereses externos. En 1867 Estados Unidos intentó comprarla de España. Eso no funcionó, pero pocos años después de que los EE. UU. invadiera a Puerto Rico en 1898, la Marina de los EE. UU. estaba entrenando en Culebra.

Los constantes bombardeos interrumpieron la vida cotidiana de los culebrenses desde asistir a la escuela hasta ir a la iglesia. Las personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares para dejar espacio a los militares y hubo accidentes que amenazaron la vida de los residentes.

En la década de 1970, los culebrenses estaban cansados ​​y el grafiti 'Navy Go Home' comenzó a aparecer en las calles. El pueblo de Culebra se organizó, marchó y cometió desobediencia civil. Su alcalde Ramón Feliciano “Monchín” también encontró un abogado dispuesto a demandar a la Marina de los EE. UU. Fueron exitosos y en 1975 la Marina salió de Culebra. Pero casi cuatro décadas después, los culebrenses enfrentan una nueva amenaza: el desarrollo excesivo.

La isla de Culebra cuenta con siete millas de largo y dos millas de ancho. Cualquier efecto en sus terrenos, tiene un impacto casi directo en el ecosistema marino. La isla está rodeada de ecosistemas en donde viven especies de tortugas y corales en peligro de extinción. La escorrentía de sedimentos, como resultado de la deforestación y el desarrollo excesivo, amenaza los delicados ecosistemas de Culebra, según expertos en biología marina.

“La isla de Culebra es uno de los lugares que todavía sostiene uno de los arrecifes en mejor desarrollo de Puerto Rico, así de grave es la situación en la isla grande. O sea, nosotros tenemos diversidad y unos paisajes submarinos que yo considero todavía épicos. Estamos tratando de matar la gallina de los huevos de oro si continuamos con un patrón de desarrollo que no es sostenible,” dijo Edwin Hernández Delgado, biólogo marino que ha estado estudiando a Culebra por más de 30 años.

Hay una herramienta en particular que se está utilizando en Puerto Rico para acelerar el desarrollo. Se llaman exclusiones categóricas y permiten a los desarrolladores evitar tener que hacer una evaluación detallada del impacto ambiental de su proyecto. Es el mismo mecanismo que se utilizó para acelerar la construcción de una piscina en el condominio Sol y Playa en Rincón que provocó manifestaciones. La Junta de Planificación de Puerto Rico finalmente determinó que el permiso para la piscina se había emitido ilegalmente.

A través de una solicitud de acceso a la información, pudimos obtener datos de la Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe) que detallaron las exclusiones categóricas aprobadas en Culebra. Estos datos fueron analizados por el planificador ambiental Alfredo Montañez Acuña quien encontró que al menos 30 exclusiones categóricas aprobadas en Culebra en los últimos ocho años son potencialmente ilegales. Al igual que el caso de Rincón, parecen haber sido aprobados en áreas ecológicamente sensitivas donde no se debe pasar por alto una evaluación detallada, según las propias reglas del gobierno.

“Pudiéramos esperar un colapso de los arrecifes si seguimos como vamos. Mi llamado es: aquí están los datos. Aquí hay un posible impacto ambiental significativo a largo plazo que se puede evitar”, explicó Montañez Acuña quien también se destaca como biólogo de conservación.

Estas acciones podrían amenazar la vida de los culebrenses quienes dependen de los ecosistemas marinos para defenderse de tormentas, alimentarse, y para el turismo que apoya su economía. Los vecinos dicen que están dispuestos a defender a Culebra de la misma forma que lucharon contra la Marina.

Este documental e investigación fue posible gracias a más de 350 personas que apoyaron una campaña de recaudación de fondos. Continuaremos a investigar las exclusiones a través de otras partes de Puerto Rico.

Bianca Graulau es una periodista independiente y productora audiovisual basada en Puerto Rico. Antes de lanzar sus plataformas trabajó en canales afiliados de NBC, ABC, y Univisión. La puedes encontrar en YouTube, TikTok, e Instagram.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

One thought on “How Overdevelopment is Threatening One of Puerto Rico’s Ecological Treasures”

  1. May I simply say what a relief to uncover somebody that really understands what theyre discussing over the internet. You certainly know how to bring a problem to light and make it important. More and more people really need to check this out and understand this side of the story. I was surprised that youre not more popular because you certainly have the gift.

Comments are closed.

es_PRSpanish